Tened por Templo, el Universo
por Altar, vuestros Corazones
por Imagen, a Dios
por Sacerdote, la Conciencia.

(Hilario, guía de Constancia)

 

 

Biografias

 

Doctrina:

ESPIRITISMO

            Si bien las más altas y diversas expresiones del pensamiento humano se han referido, a lo largo de la historia, a los conceptos principales que señala el Espiritismo, este edificio doctrinario fue construido sólida e inequívocamente en el siglo XIX, merced al tesonero y fecundo trabajo  de investigación y codificación realizado por Hippolyte Léon Denizard Rivail – ALLAN KARDEC.
Allan Kardec             El sabio de Lyón, Francia, definió: “El Espiritismo es a  la vez, una ciencia de observación y una doctrina filosófica.  Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden  establecerse con los espíritus; como doctrina filosófica  comprende todas las consecuencias morales que se desprenden  de semejantes relaciones”.
            Sus postulados están contenidos en su obra mayor, “El  Libro de los Espíritus” (1857) y sintetizados seguidamente:

  • DIOS: Inteligencia suprema, Causa Primera de todas las cosas.
               Está más allá del concepto antropomórfico. No puede definirse. Sólo puede ser intuido.
  • ESPÍRITU:  Principio Inteligente del Universo. Organiza la materia.
  • ESPÍRITUS:  Seres Inteligentes de la Creación, son la individualización del principio inteligente. El ser humano es, por lo tanto, un Espíritu con un Cuerpo físico,  no a la inversa. Entre el Espíritu y el Cuerpo existe un elemento intermedio, semi-material o fluídico, denominado Periespíritu, que puede ser perceptible. Los Espíritus son creados por Dios sencillos e ignorantes y llegan a la Perfección recorriendo el Camino de la Verdad. A medida que adquieren conciencia de sí mismos se desarrolla el “libre albedrío”.
  • EL ESPÍRITU ES INMORTAL: Preexiste con relación al nacimiento y sobrevive a la llamada muerte, conservando siempre su individualidad. La existencia real del Espíritu es comprobada por la tarea de experimentación mediúmnica correspondiente.
  • REENCARNACIÓN: En el camino hacia la Perfección el Espíritu efectúa diversas existencias en cuerpos físicos. Sus sucesivas reencarnaciones se vinculan por una relación causal intrínseca. Obedecen a una ley de justicia inmanente. La Reencarnación es el eje alrededor del cual gira y se proyecta la Evolución Humana hasta que el Espíritu, los Espíritus, alcanzan Estados Superiores de Conciencia. (Sólo se opera en el ser humano, diferenciándose así del proceso de Metempsicosis).
                La idea de la Reencarnación es afirmada por grandes pensadores de la humanidad, tanto de Oriente como de Occidente, desde la antigüedad hasta hoy. “Es la única que explica lo que, sin ella, es inexplicable…” “… es eminentemente consoladora y conforme con la más rigurosa justicia…” “…es el áncora salvadora que Dios en su misericordia ha dado al hombre.” (Allan Kardec).
                Implica Responsabilidad tanto individual como colectiva. Se extiende a “Pluralidad de mundos”. Determina las características de la Evolución del Universo.
  • MEDIUMNIDAD:  Es la facultad que hace posible la comunicación entre el mundo visible, físico, y el invisible, espiritual. Prueba, de este modo, la Inmortalidad del Alma. Se practica en la Institución Espírita, en forma desinteresada y gratuita, como parte integrante del estudio doctrinario. Fue analizada por Allan Kardec en “El Libro de los Médiums” (1861).

PRECISIONES:
               El Espiritismo es una Filosofía Racionalista: Expone sus principios, no los impone. Carece de dogmas (verdades absolutas). En lugar de la fe ciega apela a la Razón. Abre las puertas del libre pensamiento y de la continua búsqueda de la Verdad.
            “El Espiritismo, marchando con el progreso, nunca se verá arrollado ni quedará rezagado; porque si nuevos descubrimientos le demostraran que está en el error en un punto dado, se modificará en este punto, y si una nueva verdad se revelara, la aceptaría.” (Allan Kardec).
            El Espiritismo es Ciencia:  “Es la Ciencia que estudia el origen, la naturaleza y el destino del Espíritu y sus relaciones con el mundo corporal”.(Allan Kardec). Su metodología parte de la Observación para arribar finalmente a la Ley.
            El Espiritismo es Moral:  Los principios espíritas, comprobados por el trabajo experimental, tienen un correlato lógico y natural en la Moral.
La Moral Espírita se nutre primeramente de las sublimes enseñanzas del Maestro Jesús de Nazareth:  Doctrina del Amor y del Perdón, de la Humildad y de la Caridad, en fin,  de los más elevados preceptos a observar por el Espíritu. Es estudiada por Allan Kardec en “El Evangelio según el Espiritismo”, (1864). Las reglas orientativas del recto comportamiento humano, cimentado sobre los más nobles sentimientos y pensamientos,  fueron explicitadas por Allan Kardec en “El Libro de los Espíritus, Libro III: Leyes morales.”
El Espiritismo no es religión porque no reúne los atributos propios de la misma, o sea, no incluye dogmas, ni templos; ni ceremonias, altares, sacerdotes, cultos o liturgias.
No practica ritos de ninguna naturaleza (orientales, africanos, sincréticos, etc.). No tiene relación alguna con la hechicería, brujería, curanderismo; no emplea amuletos o talismanes.
El Espiritismo es un estudio de carácter filosófico-científico-moral que recurre a la razón.

Conocimiento, Sentimiento y Acción moral son los pilares sobre los cuales el Espíritu se construye a sí mismo. Si desde lo individual el proceso se extiende a lo Social, el resultado es el Progreso General de la Humanidad.               

              
---------xxx--------  
                                              
 

Tte. Gral. Juan D. Perón 2259 – C.P. 1040 -
Ciudad Autónoma de Buenos Aires.Teléfono; (o11) 4951-4306.        
E-mail : espiritaconstancia@yahoo.com.ar